Home > Blog > La importancia de sentarnos sobre sillas ergonómicas

La importancia de sentarnos sobre sillas ergonómicas

La ergonomía es la disciplina que estudia el diseño de los lugares de trabajo, las herramientas y las tareas con el fin de adaptarlos a las características fisiológicas, anatómicas y psicológicas de los trabajadores. La ergonomía busca la optimización en la relación hombre-máquina-ambiente para garantizar una mejorar del rendimiento en el trabajo. Por ello, la ergonomía debe estar presente en los lugares de trabajo y en los muebles de oficina.

En este sentido, las sillas de oficina deben ser ergonómicas, para adaptarse completamente al trabajador e incentivar sus cualidades en el desempeño de sus tareas. Cada vez son más las empresas o empresarios que apuestan por un mobiliario de oficina totalmente ergonómico debido a la comprobación de los buenos resultados.

¿Por qué usar sillas ergonómicas?

Hoy en día, la mayoría de nosotros pasamos una gran parte de nuestro tiempo en la oficina sentados delante de un ordenador. Las posturas afianzadas durante las horas de trabajo ocasionan problemas de salud como son los dolores musculares o las dolencias de espalda. La causa de estas situaciones se debe a las malas posturas adquiridas debido al uso de sillas y mesas no ergonómicas.

Para prevenir la aparición de problemas de salud relacionados con el trabajo, se deben utilizar sillas ergonómicas ya que permiten su ajuste a la fisionomía y necesidades de los trabajadores. No solo permiten modificar la altura de la silla o ajustar su respaldo, sino que las sillas ergonómicas van mucho más allá. Este mueble de oficina permite adquirir una postura saludable que minimiza la tensión ejercida sobre los músculos del cuerpo.

¿Cómo deben ser las sillas ergónomicas?

Las sillas ergonómicas actuales se ajustan a una amplia gama de fisionomías y tamaños de los cuerpos de los trabajadores. Sin embargo, no es suficiente con saber qué es una silla ergonómica para comprarla. Antes de eso, debemos conocer cómo deben ser los elementos individuales de este mueble de oficina y cómo se puede ajustar a cada parámetro.

En primer lugar, la altura del asiento debe ser regulable de tal manera que las rodillas formen un ángulo de 90º con los pies apoyados en el suelo. Las sillas ergonómicas permiten ajustar la altura para alcanzar este fin.

El respaldo, por su parte, debe permitir su ajuste en lo que se refiere a altura, ángulo y distancia del asiento. Como norma general, debe ser posible el ajuste del respaldo de forma que refleje la forma de la espalda de los trabajadores. Este mueble de oficina también permite inclinar el respaldo, al igual que ocurre con el asiento, para ajustarse al tamaño y forma de los glúteos.

Los apoyabrazos están diseñados para colocar los codos pero también para permitir el descanso total del cuerpo en un ángulo de 90º. Los apoyabrazos se ajustan a la altura de los brazos de cada persona. Algunas sillas ergonómicas permiten también que se pueda ajustar la distancia entre ambos brazos. Es decir, se ajustan a las comodidades y necesidades de los trabajadores.

Contenido Relacionado

Deja un comentario

Contactanos

Contacta con nosotros. Estaremos encantados de antenderte

Escriba y pulse Intro para buscar