Home > Blog > Cómo organizar una mesa de oficina

Cómo organizar una mesa de oficina

La mayoría de las veces nuestro entorno laboral influye en la eficiencia de trabajo y ni siquiera nos damos cuenta. La mesa de oficina en la que trabajamos puede influir de manera determinante en los resultados que obtenemos. Por eso es importante tenerla bien organizada y no sobrecargarla con cosas innecesarias.

Cuantas más cosas tenemos en la mesa de oficina, más creemos que necesitamos. Y esto no es así. Hay que tener en cuenta que lo bueno si breve, dos veces bueno; es decir, cuantas menos cosas, mientras las que tengamos sean esenciales para desarrollar nuestro trabajo, mejor.

Qué tener en la mesa de oficina

Lo primero de todo es contar con cosas de uso cotidiano. Se da por sentado que en la mayoría de los trabajos de la actualidad se necesita un ordenador, pero ello no implica dejar de lado otros objetos como un cuaderno de notas, bolígrafos, marcadores, etc. Esto sirve para acordarnos de cosas y poder llevárnoslas a otro lado, ya que la mayoría de las veces el ordenador es de mesa y el portátil no pega en todos sitios.

Con esto en la mesa y sabiendo que la mayor parte de nuestro trabajo está formado por aparatos electrónicos, necesitamos cargadores. El móvil es el primer instrumento de trabajo que tenemos, y como tal necesitamos siempre llevarlo con batería. Lo mismo pasa si tenemos un ordenador portátil. El trabajo nunca se puede quedar a medias por no tenemos un cargador.

Marcadores post-it. Estos pequeños papeles de colores siempre llaman la atención y son una manera muy inteligente de recordar algún asunto importante que tenemos que realizar en un momento determinado.

Los cascos pueden servirnos de dos maneras: una para escuchar música si el trabajo que realizamos es aburrido y no conlleva una concentración alta; otra para evitar el ruido externo al que estamos expuestos la mayoría del tiempo en la oficina.

Las fotos y los objetos personales pueden ser más una molestia que una comodidad muchas veces. Está bien querer recordar siempre a nuestros seres queridos, pero recargar la mesa de oficina de fotos y otros objetos por el estilo solo sirve para llamar la atención de los compañeros y ocupar un sitio necesario. Es mejor en su justa medida.

Los colores que tenemos en nuestra mesa de oficina pueden ser esenciales. Dependiendo del color, nos ayuda a recordar unas cosas u otras y esto puede ser clave a nivel organizativo:

  • El color verde nos ayuda a ser tener un balance y control sobre lo que estamos haciendo.
  • El azul estimula la mente.
  • El amarillo incrementa la creatividad.
  • El rojo afecta a nuestro cuerpo.

Todos estos elementos son necesarios en nuestra mesa de oficina y debemos contar con ellos. No obstante, siempre se debe tener un balance y no cargar nuestro espacio laboral de cosas. Eso solo influiría de forma negativa en nuestra productividad.

Contenido Relacionado

Deja un comentario

Contactanos

Contacta con nosotros. Estaremos encantados de antenderte

Escriba y pulse Intro para buscar