Home > Blog > Sentirse bien y estar en forma mientras se trabaja en la oficina

Sentirse bien y estar en forma mientras se trabaja en la oficina

Pasamos muchas horas en la oficina. El mobiliario que tenemos en un espacio de trabajo debe favorecer la productividad, pero también debe tener en cuenta que cuanto más cómodo se sienta un empleado, más eficiente será tu desempeño. Cuando diseñamos o creamos nuestro mobiliario de oficina siempre tenemos en cuenta un factor clave: la ergonomía. La capacidad de crear espacios de trabajo que favorezcan e impulsen los objetivos laborales, pero que también permitan a los empleados estar cómodos ejecutando sus funciones. 

Teniendo en cuenta estos objetivos, hemos recopilado a continuación algunos de los mejores consejos que hemos encontrado en la publicación BlackEnterprise. Buscamos crear un entorno de trabajo en el que los profesionales se sientan cómodos y aumente su bienestar, mientras están en la oficina. ¿Cómo conseguirlo?

Distribución de los elementos en tu mesa de oficina

Resulta fundamental que coloques los elementos que utilizas a lo largo de la jornada alrededor de tu cuerpo. Frente a ti, sólo debe estar la pantalla del ordenador, siendo importante que esté situada a la altura de los ojos, y justo en medio de tu cuerpo. Para ello, siéntate justo en medio de tu mesa de oficina, ubicando el resto de elementos, de forma equitativa, a uno y otro lado de tu cuerpo. No amontones todo en uno de los lados. Es interesante, según los expertos, que mantengas una armonía entre el lado derecho y el izquierdo.

Sentarse adecuadamente

Conforme pasan las horas en el trabajo, es difícil mantener la misma postura en tu silla de oficina. Si te sientas incorrectamente, con el paso del tiempo mantendrás tensión en ciertos músculos, sin que ni siquiera te des cuenta, lo que aumentará tu cansancio. Por lo tanto, intenta mantener siempre una postura correcta en tu silla de oficina, colocando tu cabeza siempre erguida (no tensa) entre tus hombros, y el torso ligeramente contraído. Si te inclinas algo hacia delante para trabajar, intenta mantener la visión fija en tu computadora, para mantener un equilibrio hacia el frente. Este tipo de actitudes te ayudarán a evitar problemas de espalda.

¿Mesas de pie?

El experto consultado asegura que las mesas de pie están empezando a convertirse en una alternativa interesante en el mobiliario de oficina. Cuando nos sentamos en este tipo de sillas de oficina, la espalda se mantiene erguida. Lo ideal, según los especialistas, es poder alternar entre asientos altos y normales. También es interesante que te mantengas de pie, al menos, quince minutos al día.

Esta segunda parte también resulta fundamental. Alternar posiciones de pie y andar durante ciertos espacios de tiempo, fortalecerá nuestra musculatura, lo que permitirá que adoptemos una mejor posición al sentarnos en la silla de oficina.

Estira

Es uno de los consejos más comunes, pero a la vez más útiles. Aunque hayamos seguido todos los consejos anteriores, existen circunstancias en las que, sin darnos cuenta, nos colocamos inadecuadamente, y se producen tensiones. En este sentido, realizar pausar para estirar la espalda será realmente reconfortante y útil para continuar trabajando en nuestra mesa de oficina. También es importante estirar el cuello, alternando movimientos a un lado y a otro.

Estirar las piernas hacia delante en la silla, o inclinar hacia delante la espalda para bajar lo máximo posible son otros estiramientos que también nos ayudarán a sentirnos mejor mientras trabajamos.

 

Contenido Relacionado

Deja un comentario

Contactanos

Contacta con nosotros. Estaremos encantados de antenderte

Escriba y pulse Intro para buscar