Home > Blog > La importancia de tener muebles de oficina nuevos

La importancia de tener muebles de oficina nuevos

Comprar muebles de oficina de segunda mano es un grave error. Recientemente, tenía una charla con un emprendedor muy conocido, el cual me explicaba que había vivido una época de burbuja de inversión sobre su sector. Esto le llevó a tener gastos excesivos en todo lo relacionado con su oficina, especialmente en cuanto a espacio y metros cuadrados. Se instaló en una sede de muchos metros cuadrados, más de los que necesitaba para su actividad, fruto de la gran inyección económica que tuvo. Aquel negocio no funcionó, y él me contaba que, parte de ese cierre fue debido al exceso de gasto en el diseño de su oficina. Me apresuré a decirle que se equivocaba por completo.

El error no era haber invertido en su oficina, si no haber utilizado mucho más espacio del necesario para las funciones que iba a llevar a cabo. Cuando nosotros nos aproximamos a un proyecto para amueblar espacios de trabajo, lo primero que hacemos es conocer a qué se dedica el cliente y qué funciones va a desarrollar en su puesto. Lo importante es que adquiera un mobiliario de oficina que sea acorde con sus necesidades laborales, y que permitan el desarrollo de funciones de la manera más productiva y eficiente posible. Y lo mismo debes hacer a la hora de elegir espacio para tu oficina: calcular bien lo que realmente necesitas.

Volviendo a la conversación con mi amigo emprendedor, resultó que tras el fiasco de su primer proyecto, se lanzó a un segundo intento, en donde apostó por todo lo contrario. Compró muebles de oficina de segunda mano para su negocio, y lo primero que se encontró fue con algo que definió como “caras raras”, entre sus empleados. El equipo con el que comenzó a trabajar percibió poco interés en el cuidado y valoración de sus funciones. Muebles con arañazos, usados, con cosas en los cajones, con imperfecciones… Me llegó a confesar que escuchó a hurtadillas frases como “¡si no puedo ni regular la silla…!” o “empezamos bien…”.

Por lo tanto, una de las primeras enseñanzas de adquirir muebles de segunda mano es que demuestras una clara despreocupación por los empleados, y una muestra de desinterés hacia ellos. Quizás esta no es tu intención, pero esto es lo que trasladarás.

La imagen de la empresa

Por otro lado, en esta misma revista hemos profundizado en diversas ocasiones que tu oficina forma parte de la imagen que transmites a tus clientes y colaboradores. Si alguien entra a tus oficinas y se encuentra con un aspecto anticuado, poco productivo, viejo y con limitaciones, ¿qué crees que pensará?

En definitiva, el mobiliario de oficina es aquello que utilizan tus empleados para trabajar y desempeñar sus funciones. Y, además, forma parte de lo que los demás sienten al ver tu empresa. El espacio de trabajo es demasiado relevante como para adquirir los primeros muebles de oficina que nos encontremos.

Contenido Relacionado

Deja un comentario

Contactanos

Contacta con nosotros. Estaremos encantados de antenderte

Escriba y pulse Intro para buscar