Home > Blog > Mobiliario de oficina adecuado a la postura en el trabajo

Mobiliario de oficina adecuado a la postura en el trabajo

Ya hemos hablado de la importancia de una buena postura en el trabajo. Y es que, según el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT), mantener una buena distancia y optar por una buena medida y altura en tu silla de oficina y demás complementos, evita daños y lesiones, aporta más confortabilidad y ayuda a rendir más.

Las tres cuartas partes de los trabajadores de los países industrializados trabajan en un puesto de oficina sentados. Sin embargo, según el informe sobre el análisis de la ergonomía laboral realizado por INSHT, es un error afirmar que trabajar sentado en una oficina es sinónimo de un trabajo cómodo. El mobiliario de oficina influye a la hora de que un trabajo sea, o no, cómodo. Es cierto que no se están forzando las piernas, pero no se evitan lesiones, dolores de cervicales o lumbares, agarrotamiento muscular, etc.

Importancia del mobiliario de oficina para la postura

La principal dolencia de trabajar sentado y pasar muchas horas en esa postura se refleja en la espalda. Sin embargo, eligiendo un buen equipo de oficina, se pueden reducir e, incluso, evitar estas lesiones o dolencias. Según el informe del INSHT, el mobiliario de oficina más importante a considerar es:

  • La silla de trabajo.
  • La mesa de trabajo.
  • Apoyapiés.
  • Apoyabrazos.

La silla de oficina

El asiento de la silla de oficina debe ser cómodo y adaptado a la estructura de las personas. Es cierto que cada persona es diferente, pero sí existen una serie de pautas generales que indican cómo debe ser una silla de ofician ergonómica, adecuada para pasar largas jornadas de trabajo, sin que se produzcan dolencias.

De esta manera, una silla ergonómica debe tener un asiento regulable, para adaptarlo a todo tipo de personas, con una altura entre 380 y 500 mm., y entre 400 – 450 mm. de ancho. Además, la profundidad debe situarse entre 380 y 420 mm., y contar con un acolchado de 20 mm. Y que esté recubierto con un tipo de tela flexible y transpirable. Una silla ergonómica de oficina debe tener un gran radio de inclinación, y un respaldo regulable en altura e inclinación.

Existen sillas de oficina con respaldos más y menos altos, en función de las comodidades de cada uno, aunque es importante que el respaldo de una silla permita el apoyo lumbar total, y se pueda ajustar la inclinación. El material del respaldo debe ser el mismo que el del asiento.

El apoyo de la silla debe ser estable, pero permitir el movimiento. En este sentido, cinco brazos de entre 380 y 450 mm. con ruedas son perfectos.

Apoyabrazos

Aquellos trabajos en los que se necesite una gran estabilidad en la mano y libertad de movimiento, es necesario contar con un apoyabrazos que permita apoyar el antebrazo y el canto de la mano, y tenga una anchura entre 6 y 10 centímetros.

Mesa de oficina

La mesa de la oficina debe facilitar el trabajo diario, y contar con las medidas correctas, que faciliten la correcta postura del empleado. La altura de una mesa variable, debería situarse entre los 680 y los 700 mm. Si es fija, unos 700 mm. es una altura correcta. El espesor debería no superar los 30 mm. En cuanto a la superficie de una mesa de trabajo, lo adecuado es que mida entre 1.200 mm. de ancho y 800 mm. de largo, y tenga un color suave y mate.

La mesa de oficina debe dejar espacio para colocar las piernas correctamente.

Apoyapiés

Especialmente útil para las personas de baja estatura-. Gracias a este accesorio de oficina, se facilita a adoptar la postura correcta de la espalda. Las dimensiones de un buen apoyapié son: 400 mm. de ancho y largo, una altura de entre 50 – 250 mm., y una posible inclinación de 10º. Además, la superficie debe ser antideslizante.

Contenido Relacionado

Deja un comentario

Contactanos

Contacta con nosotros. Estaremos encantados de antenderte

Escriba y pulse Intro para buscar