Home > Blog > Consejos para mejorar la productividad en el espacio laboral

Consejos para mejorar la productividad en el espacio laboral

Si nuestro espacio de trabajo es muy cerrado y tiene muchos inconvenientes como ruido, oscuridad y ambiente cargado, llevamos a cabo nuestro trabajo de peor manera. Para mejorar nuestra productividad es necesario seguir unos consejos organizativos dentro del espacio laboral. Para hacer que los empleados sean más eficientes, las empresas no tienen por qué gastar una cantidad desmesurada de dinero. Basta con pensar y aplicar unas sencillas medidas, de bajo coste, para que trabajemos mejor.

Consejos para un espacio laboral más eficiente

Cuando trabajamos en casa todo es más fácil. Hacemos lo que queremos cuando queremos. En la oficina de la empresa esto no es posible, pero sí que se pueden llevar a cabo una serie de medidas para que trabajemos lo más cómodos posible:

  • Que se haga la luz. Abrir ventanas, sobre todo en verano, subir persianas y dejar que la luz natural inunde la oficina. Esto mejora el estado de ánimo y hace que seamos más eficientes. Si nuestra mesa no se encuentra cerca de una ventana podemos despejarnos buscando esa luz natural o contar con lámparas con bombillas de bajo consumo.
  • La importancia de sentarse bien. El sitio en el que trabajamos, esa silla de oficina donde reposamos, es nuestra compañera de fatigas. Si vamos a pasar muchas horas delante de un ordenador, más vale adaptarnos bien al asiento, no mirarlo muy de cerca y levantarnos de vez en cuando.
  • Usar los colores a nuestro favor. Las diferentes tonalidades afectan a nuestro rendimiento. Los post-it son muy útiles para que recordemos cosas, y tener varios de colores diferentes ayudan a que nos centremos en áreas opuestas. Además, en nuestra mesa de oficina podemos tener objetos de colores que nos ayuden a estimular la creatividad, los reflejos, etc.
  • Traer naturaleza a nuestro espacio laboral. Plantas, acuarios, imágenes de bosques… todas estas funcionalidades ya las están implantando las empresas en sus oficinas. Estudios demuestran que trabajamos mejor en ambientes naturales. También se pueden poner áreas de descanso donde estos hábitats brillen.
  • Huir de los ambientes cargados. En la oficina no podemos concentrarnos si el ambiente es muy tenso, cerrado y no tiene sistemas de ventilación. Los olores también son muy importantes, pues nos producen sensaciones diferentes, pero a nadie le gusta trabajar en un sitio que huele a cerrado.

Estos consejos no van a hacer que la oficina se convierta en nuestra casa de repente, a no ser que trabajemos allí mismo. Pero sí pueden hacer que estemos tan cómodos como lo estamos en esa situación.

Contenido Relacionado

Deja un comentario

Contactanos

Contacta con nosotros. Estaremos encantados de antenderte

Escriba y pulse Intro para buscar