Home > Blog > Aspectos a tener en cuenta al elegir una silla de oficina

Aspectos a tener en cuenta al elegir una silla de oficina

A la hora de elegir un mobiliario de oficina, los aspectos a tener en cuenta han ido cambiando y evolucionando a lo largo de los años. Por fin, hoy en día se sabe que una buena silla de oficina en la que se sientan los trabajadores está directamente relacionada con su salud, su motivación y su productividad laboral.

Cuando una jornada laboral se desarrolla sentada en una silla y frente a un ordenador, es muy importante la silla ergonómica que se utilice y la posición que se adopte para trabajar. A continuación, destacamos los aspectos más importantes a tener en cuenta cuando una persona se sienta en una silla en la oficina para trabajar.

Características de una silla de oficina y su utilización

  • Regulación de la altura de la silla. Es muy importante que la silla de oficina se pueda regular en función de la altura de la mesa y la pantalla del ordenador. Los pies deben colocarse apoyados firmemente en el suelo, dejando las rodillas flexionadas 90 grados, que los muslos queden horizontales.  Es importante poder regular la altura de la silla estando sentados en ella.
  • Regulación lumbar. De igual manera, la colocación de la espalda tiene que poder realizarse sentado en la propia silla. La postura correcta de la espalda evita muchas lesiones y favorece la productividad del trabajador. Una buena silla de oficina debe tener la posibilidad de mover el respaldo hacia delante y hacia atrás, además de contar con un dispositivo que se adapte a la curvatura de la espalda de cada individuo.
  • Consistencia del asiento. Se pasan muchas horas sentado en la silla, por lo que el asiento de la silla deben ser firme y cómodo. Es importante también que se adapte a la fisionomía de cada usuario, ya que puedes sentarse alguien con más o menos peso o más o menos corpulento.
  • Asiento y respaldo inclinables. Se trata de un mecanismo a través del cual se pueden inclinar el respaldo de la silla y el asiento de forma sincronizada para la perfecta adaptación del trabajador. El sistema más extendido para ello se denomina sincro, aunque existen algunos modelos de sillas más avanzados que incorporan el sincro Atom.
  • Base de cinco puntos. Para una correcta estabilidad y postura, una silla de oficina ergonómica debe tener cinco puntos de apoyo (ruedas o patas).
  • Movimiento lateral. Las sillas ergonómicas de oficina más avanzadas también ofrecen la opción de mover el respaldo de lado a lado, es decir, movimiento lateral. Esta posibilidad favorece la correcta ergonomía del trabajador.
  • Brazos regulables. Los brazos en las sillas de oficina ergonómicas son fundamentales, al contrario de lo que se suele pensar. No solo sirven para adoptar una postura correcta, sino también como apoyo a la hora de levantarse y sentarse de la silla sin que la espalda sufra.
  • Tapicería. Es una variante que se escoge en función de varios factores: la ubicación, el tipo de oficina y, sobre todo, el clima. Si una oficina, por ejemplo, está cercana a la playa, no se debería escoger una silla de piel, ya que la humedad hará que en verano se pegue la piel al asiento o respaldo.
Contenido Relacionado

Deja un comentario

Contactanos

Contacta con nosotros. Estaremos encantados de antenderte

Escriba y pulse Intro para buscar