Home > Blog > Cómo amueblar la oficina

Cómo amueblar la oficina

El diseño, la decoración y el mobiliario de una oficina deben transmitir los valores y a filosofía de la empresa. Es muy importante que a la hora de elegir un mobiliario de oficina transmita profesionalidad de cara a los clientes, pero también propicie un buen ambiente de trabajo.

Cuando un cliente llega a una empresa debe transmitirle confianza, seguridad y profesionalidad. Por ello, cuando se va a elegir el diseño y el mobiliario de una oficina hay que hacer un esfuerzo por ponerse en los ojos del cliente. Ponerse en su lugar y pensar en lo que le gustaría encontrarse, en lo que transmite un color u otro, un tipo de mobiliario u otro, incluso, un edificio u otro. Si una compañía es joven, moderna, y ofrece un servicio o un producto actual, con toques de última tecnología, es contraproducente que se ubique en un edificio en ruinas o antiguo, y decore una oficina con aires clásicos,  porque no transmitirá la esencia de su negocio,  no llegará a su público como debe.

Las zonas de la oficina

La recepción de una oficina debe ser un espacio abierto, libre, con una sensación de libertad y bienestar. Los colores y la iluminación juegan un papel clave en el diseño y mobiliario de una oficina. Colores estridentes o muy fuertes estás prohibidos. Por el contrario, es muy recomendable optar por colores que transmitan paz, serenidad y positivismo. Colores claros e iluminación cálida y blanca son dos apuestas seguras. Sigue una decoración y diseño uniforme, que todo muestre un “todo” conectado, para dar sensación de orden y armonía.

  • Los muebles de los puestos de trabajo deben ser profesionales, modernos y que se vean confortables, que la gente que trabaja a diario con ellos esté contenta.
  • El mobiliario de la oficina destinado a almacenaje debe estar siempre ordenado y organizado. Todo en su sitio y con fácil acceso, que transmita sensación de claridad y transparencia.
  • Las salas de reuniones deben ser espacios abiertos, diáfanos, que se pueda hablar de cualquier cosa, sin tener influencias de ningún tipo. Si un cliente va a una sala de reuniones debe sentirse cómodo, espacioso y positivo, por lo que el mobiliario debe ser minimalista, pero funcional, las sillas cómodas y con tapicerías suaves, y los colores neutros y la iluminación cálida.
  • Separar una oficina por ambientes, con diferentes tipos de mobiliario es un acierto. Transmite que se trata de una empresa dinámica, con fácil adaptación a los cambios y las circunstancias. Además, utilizar una decoración diferente en estos espacios es un gran acierto. Por ejemplo, utilizar colores separados por zonas o áreas de trabajo, elegir diferentes mobiliarios según el lugar, como uno más destinado a trabajar y otro más destinado a relajarse, o cuadros de diferentes motivos, colocar elementos micro arquitectónicos,  como paneles modulares, etc. no solo favorecen la generación de diferentes ambientes y tareas, sino que da un aspecto de oficina dinámica, animada e interesante, sin perder la uniformidad y el orden.
Contenido Relacionado

Deja un comentario

Contactanos

Contacta con nosotros. Estaremos encantados de antenderte

Escriba y pulse Intro para buscar